miércoles, 1 de marzo de 2017

¿QUIÉN SOY Y EN DÓNDE SE ENCUENTRAN MIS VISITANTES?




¡¡Un gran saludo para todos Ustedes, gentiles visitantes... Bienvenidos a este lugar que he preparado con mucho café, música, botones, velas, libros, telas y ganas de compartir ideas...




Amo la enseñanza y la pedagogía. Estudié literatura, historia del arte y filosofía. He sido profesora universitaria durante doce años en la ciudad de Bogotá. 




Paralelamente, a lo largo de toda mi vida, me he dedicado a la confección de ropa y al diseño de modas. Eso se lo debo a mi abuela modista María Antonia, quien desde mi niñez me llamaba Melocotón Paloma. A ella le debo mi inspiración primera y el nombre de la línea de alta costura que aquí comparto con Ustedes.




















Luego de que muchos libros, autores y teorías han pasado por mis manos durante estos años, mi alma se ha decidido definitivamente por "El mundo de la vida"




Desde la fenomenología, he profundizado en temáticas de moda y diseño, inspiradas en el espacio, el cuerpo, la carne y el habitar humanos. La subjetividad ha quedado, por fin, arraigada a la tierra. Mundos interiores, angustias silenciosas, tormentos que nadie ve, dolores que nadie entiende, no tendrán cabida en este habitar sensible.






Cada semana, nos inspiraremos en algún escritor, artista o pensador que comparta con nosotros el interés por el aquí y el ahora de la carne viva; y con base en él, crearé para Ustedes, con ideas dulces y ligeras, una mini-colección de alta costura que llamaré Tríptico, debido a que estará compuesta de tres atuendos.





El reto de este camino es poder recorrer el sendero de las sustancias, los olores, los sabores, las texturas y todos aquellos vínculos que nos unen al mundo de la vida. En el link que he llamado La pedagogía del habitar nos detendremos a reflexionar sobre cómo, desde la sencillez de nuestra casa y nuestros entornos cercanos, aprendemos, creamos, crecemos y nos proyectamos hacia la dimensión espiritual y estética que nos constituye como seres humanos.





Y es entonces allí, en la calidez de algún rincón hogareño, donde aparecen las Monulas, muñecas de época hechas a mano y en tela, que llenarán de silenciosa belleza nuestra intimidad circundante.








...Comencemos entonces nuestra marcha... Bienvenidos!!....Un café??!!












*****************

...Y siempre bienvenidos tus comentarios: