Dos motos latinoamericanos nos invitan, aquí y ahora, a mirarnos de nuevo desde los caminos del bosque.


Aunque no sea siempre con sorpresas, fiestas y regalos, la Monula Grinch también desde sus texturas tan propias y particulares sabe amar la navidad.


Monula Grinch


El abrazo, en la obra de la pintora escocesa, es mirado en Chen del Llerel desde la textura del “Apapacho” náhuatl.

La mirada que retrocede no es abrazada. Hoy, en Chen del Llerel, miramos de nuevo el mito para interpretar la mirada de Orfeón de forma diferente.

Músico y tallador de piedras, Ángel Canales vinculó en su mirada totumo dos estéticas, dos maneras de comprender el arte y la belleza.

La textura que deja-ser la vida tal cual es, es fluida y libre. La textura del “quiero a mi manera” es altanera y explosiva.

Somos el Padre, somos el Hijo Mayor, somos el Hijo Menor. Somos la textura que se extravía en el país lejano y que retorna a la Casa de la Alegría.

Las texturas de la intuición se despiertan en las profundidades vivas del ser, trayendo vida y fecundidad a la mente racional de la superficie.

Goya miró las texturas del encierro no como pintor sino como ser humano. La sordera y la crisis de su época lo miraron con sinceridad y espanto



La Textura del Asombro nos abre al mundo y sus infinitas posibilidades. Mirarla es aceptar el reto de la vida a ser pensada, amada y preguntada de nuevo!!


La Textura de la Confianza nos invita a mirar nuestras destrezas desde el conocimiento. Pero sobre todo, nos convoca a mirar nuestro interior y la voz propia que sabe cuando estamos listos para saltar!!


En el circo, como en la vida, en cualquier momento todo puede voltearse en su opuesto y desocultar la extrañeza del mundo. Cómo mirar el equilibrio?
Las texturas de la mudanza son misteriosas y sublimes. El hogar se abre y nos invita a mirarnos desde la presencia y la ausencia. Desde la despedida y la bienvenida del sentido.


La mirada Totumo de Alexander Calder vio que era posible poner a volar todo lo sólido, lo Medusa, lo inmutable...🔺〰️🔹➿

La grandeza de la mirada humana reside en su capacidad de humedecer el mundo con una sonrisa que juega.


La textura de la Creatividad es fluída y fructífera. Nos invita a todos a participar del movimiento y de la fecundidad humana.

Más que una textura de Garra-medusa, las manos tienen un llamado sagrado a la caricia y la trascendencia...


La poesía- totumo ha vuelto a habitar el mundo para volver a sembrar el Verbo en la Carne del mundo, cercana y cálida.

El hogar no son las paredes ni las cosas. Son los centros cálidos de sentido que fundamentan e iluminan la vida.


Toro Gris trota y trota por las texturas de todo lo existente, transformando y renovando las esencias...


La textura del silencio es dinámica, activa...Es el vacío totumo en constante expansión y maravilla.


La monula del agradecimiento es cálida, musical, danzarina. Mirarla es vivir en Chen del Llerel con plenitud y dicha permanentes.


El lenguaje es la casa del ser. El Verbo que se hace Carne. El Abracadabra!... La textura creadora del lenguaje nos invita a mirar su dimensión sagrada...


Las texturas del miedo y la confianza se entremezclan siempre. Chen del Llerel, la tierra de los colores, nos invita a mirarlas y abrazarlas como parte fundamental de nuestra vida y nuestra cotidianidad.


La Monula ilusión-desilusión dialoga hoy con el famoso monólogo de Segismundo, personaje de “La vida es sueño” de Calderón de la Barca. Y con mucho cariño, nos invita a mirar y abrazar la belleza de estas dos texturas de manera conjunta y recíproca.





La Monula alegría-tristeza nos invita, con su ojo luminoso y su ojo oscuro, a mirar estas emociones fundamentales de forma conjunta. Aceptando y abrazando la idea de que sus texturas nacen, viven y crecen en nuestra vida de forma conjunta.









Las texturas de las emociones germinan y proliferan en el fondo de nuestra alma. Y esperan de nosotros el abrazo de la aceptación y el cuidado permanente.



Nos convertimos en Grayas cada vez que olvidamos que la mirada es una tarea personal. La construcción de un mundo con monulas propias y genuinas.





Johannes Vermeer entra y sale de Chen del Llerel invitándonos a mirar las más bellas texturas de lo sencillo y lo cotidiano.




Las tierras míticas han existido desde siempre en el alma humana. Chen del Llerel, la tierra de los colores, es ese anhelo hecho realidad en el aquí y el ahora.



... Siempre vale la pena recordar los pasos del camino... Los invito a este Resumen Monular para ponernos al día con los principales conceptos que sustentan la vida de nuestras bellas Monulas!!




Van Gogh mira y se deja mirar por lo cercano y lo sencillo. Sabe que el mundo está vivo y que el alma de las cosas vibra en azul, verde y amarillo..




Con las velas, el trigo y la flor de loto la Monula Navideña nos invita a apreciar las texturas de la Luz, la prosperidad y el crecimiento interior




Nacer es volver a vaciarse. Darle espacio a lo nuevo y lo posible. asumir la vida desde el pesebre es germinar siempre desde el espacio amplio e íntimo del vaciamiento.

Monula Navideña