LA NUEVA MIRADA DEL SER DE LAS COSAS


La idea de las Monulas y Chen del Llerel, surge por completo de la fenomenología. Las Monulas son un diálogo directo con Martin Heidegger, Maurice Merleau-Ponty y Walter Benjamin. Sin embargo, dada mi profunda intencion de que las Monulas lleguen a todos las miradas posibles, no recurriré a citas ni a referencias, ni a un lenguaje cerrado o selectivo que impida la comprensión clara y cercana. La única cita fundamental e ineludible es la que comparto en nuestro epilogo: Las Monulas son la relación sublime del ser humano con las cosas. Con el habitar que lo rodea. Lo demás, será dicho para todos desde lo esencial del lenguaje y del acercamiento a lo bello tuyo, lo bello mío, lo bello nuestro.


Así, el punto central de las Monulas expresa que la forma como miro el mundo determina lo que éste es y lo que yo soy a partir de él. Cuando me hago consciente de mi propia percepción, de la forma única y particular con la que me relaciono con el mundo, en ese DARME CUENTA DE MI MIRADA, se fundan las bases de la vida bella, de la vida plena y hermosa en el aquí y el ahora. No más futuros soñados, no más ideales rotos o lejanas expectativas. Cuando soy consciente de lo que me mira y de lo que miro desde el afecto, me abro a la posibilidad de ser libre y feliz


 

Comentarios

  1. Aquí el reto más grande que he tenido con las monulas es eso mismo: darme cuenta de la visión que tenía del mundo; ¿qué es la belleza para mí? ¿dónde está mi plenitud, mi felicidad? pero, también permite comprender que no todas las cosas son como se miran pues a veces si te alejas un poco y lo analizas puedes encontrar nuevas formas que jamás pensaste tener.
    Mirar al futuro es algo que nos enseñan desde este mismo futuro anhelar , buscar y desear las cosas que no tenemos. Aunque hay que comprender que nuestro aquí y ahora es igual de importante pues difícilmente lo comprendemos conscientemente además de saber qué es nuestra existencia; porqué estamos aquí y qué necesitamos para dar prueba de la existencia podría ser más simple de lo que creemos.
    Nuestra mirada monular se ha desarrollado más, dejándonos ver nuevas formas y colores.

    ResponderEliminar
  2. Cómo miro al mundo es como me miró mi miro al otro. El que no es capaz de verse a sí mismo con ojos de ser, con perspectiva de diferencia está alejándose de las cosas, de sus texturas y no es capaz de comprender los momentos. Vive en la idealización, en un mundo tan lejano e irreal que no parece cierto. La verdad es quién observa con ojos de ser encuentra las nuevas texturas en las cosas, observa los momentos no de manera idealizada, sino con una realidad que acepta y se deja ser en las texturas.

    ResponderEliminar
  3. No hay que simbolizar la vida, hay que trabajar, vivir en actividad, aquí aparece una nueva figura la sencillez, como dice Esquirol, “Quien no perciba lo más sencillo, tampoco sentirá lo más hondo” porque la sencillez de la vida nos lleva a lo esencial, al sentido de las cosas, y significa prestar atención. La sociedad actual nos presenta demasiados hechos y datos lo cual hace difícil mirar con sencillez la cotidianidad, por ejemplo, el gesto, la poesía, las palabras hasta las definiciones más simples pueden ser objeto de una reflexión profunda. Con esto quiero expresar que el ser humano complica su existencia, vivimos en una cultura de la “distracción” donde esa mirada sencilla se cambia por obligación,es necesario por tanto retornar a la profundidad de lo sencillo que se encuentra en la interioridad, rescatar en nosotros, un mirar, que capte la belleza de lo cotidiano, de la acción diaria, cultivar la interioridad nos llevará a tener un gusto por lo sencillo y no convertir nuestra interioridad en un hecho más de nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  4. Por, Brayan Daniel Patiño Vera.
    El ahora esta marcado definitivamente por la rigurosidad de la ciencia y la técnica, que no permiten explorar verdad fuera de ellas. También, la decreciente desarrollo moral de las sociedades que deja en las sombras el sentido y la finalidad de la vida misma. Dando con esto origen a la importancia en la pregunta ¿Qué sabe hacer? y olvidando el ¿Qué deseas hacer? por eso es importante utilizar mascaras en nuestra sociedad, que nos ayuden a "encajar en lo normal" esas mascaras definirán mi ser sin importar el rostro que ocultan.

    Es por eso que hoy en día se ha dado prioridad a la obra de teatro de la vida, donde por medio de hojas de vidas nos definen y nos encapsulan en ciertos conocimientos. Dejando de lado lo verdaderamente importante que es el ser, y la belleza que este puede generar siendo él mismo. Sin miedo al rechazo y al no caber en la sociedad, sencillamente el día que dejemos de utilizar esas mascaras y acabemos la función de teatro y decidamos vivir nuestra propia vida descubriremos realmente la felicidad de ser ahí.

    ResponderEliminar
  5. Las Monulas. un concepto extraño pero necesario, algo tan básico y sencillo pero que nos permite entrar a la esencia de las cosas, a una introspección que permite, como una tarima, ver más allá de lo que estoy viendo y observar con detenimiento, sentir con detenimiento, disfrutar. Qué quiero... Cómo me siento... Por qué lo hago.... ahora mi carne también habla y exige ser escuchada. Ya la razón perdió el monopolio del cuerpo, ahora conjuntamente administrar el ser.

    ResponderEliminar
  6. Vivimos en un mundo, donde solo se centra en la memoria. Aquellos entes que deben seguir sus ideologías, aunque ya no sepan ni por qué lo hacen, esto hace que se transforma en un enorme vacío.
    Las monulas, un concepto que te hace libre y feliz, tomando en cuenta aquellas miradas del mundo, donde el mundo es mirado como un ser y no ente, construyendo mi vida a través de mis percepciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario