LAS MONULAS COMO LIBERACIÓN DE LAS FORMAS Y RENACER DE LAS ESENCIAS





De la mano de las enseñanzas de Gaston Bachelard, las Monulas nos invitan a desobjetivizar el mundo liberándolo de las formas. Pues son ahora las esencias las que vienen a la presencia, y se abren a nuestra percepción. Quieres mirarme nuevamente? es decir, quieres adiestrarte en la ensoñación activa de las texturas? Quieres descubrir en mí lo que crees invisible?

Las Monulas nos invitan a soñar y habitar no con objetos, sino con materias. Las formas se acaban, se desgastan. Pero las texturas nunca. Sustancia antes que forma. Monula antes que forma.

Las Monulas nos invitan a disfrutar de la dialéctica del "ver" y del "mostrarse".  Las formas son sólo hábitos del ver. Se mira genuinamente sólo la materia, la textura. No importan las visiones fugitivas cuando se mira lo real en su esencia, son su peso y su vida sustancial.

" Hasta el propio ojo, la visión pura, se cansa de los sólidos. Quiere soñar la deformación. si la vista acepta de veras la libertad del sueño, todo transcurre dentro de una intuición viva" ( EL AGUA Y LOS SUEÑOS. GB)

 

Comentarios

  1. Desobjetivar el mundo es tarea difícil si no logramos verlo y percibirlo de manera distinta, siempre traigo alusión al arte, esa forma de expresión que intenta plasmar el mundo de forma distinta sin estereotipos, sin juzgar y con una mirada nueva, un intento de esto es la corriente Impresionista. La novedad que se presenta en el movimiento impresionista es la percepción de lo natural y la manera en cómo se aproximan a la pintura, lo que es manifestado en un momento específico. “la impresión” es lo que buscaban estos artistas es lo que se puede llamar una dicotomía entre lo subjetivo y lo objetivo, se manifiesta ese afán de plasmar lo que se percibía en el instante por tanto lo que importa es lo que se percibe que claramente se convierte en algo subjetivo y genera una nueva forma de ver el mundo en el artista. Para el artista del impresionismo, lo natural, los paisajes, eran una fuente inagotable de puras motivaciones sensoriales, llenas de efectos, el componente clave para este proceso de buscar sensaciones y dar efectos era de forma clarísima la luz. este aspecto sobresale de esa estética impresionista , dando una dinámica a los cuadros generando una dualidad entre lo subjetivo y objetivo.

    La luz para los impresionistas era el elemento propio que promocionaba la naturaleza esto hace a este arte tener un carácter objetivo porque precisamente la luz en un objeto material da una percepción distinta lo subjetivo aparece en cuanto que el estado de ánimo del artista influyó mucho en la forma de percibir ese instante, aquí se hace patente ese mirar de lo real en su esencia.

    ResponderEliminar
  2. Nuevamente, nos encontramos con una cuestión bastante complicada: ver más allá de las formas. Podría afirmar que, ver y soñar más allá de lo que tenemos frente a nuestros ojos es un mundo amplio y distinto. Y es que, cuando llueve pensamos en las gotas que caen e inevitablemente nos mojarán. ver más allá de solo la lluvia es ese olor a tierra mojada que te hace estremecer y desear el caliente sabor de un café o los charcos de agua que son una total diversión, incluso desear crear historias sobre lo que podría pasar bajo ese clima lluvioso.

    Por un lado, nos enseñan siempre a mirar las cosas como son: de una forma general y objetiva, hacer a un lado nuestra esencia y no decir para nosotros que significa, Expresar nuestra mirada, nuestra perspectiva.

    pero, cuando esta mirada conecta con nuestro interior y con nuestro mundo surge esa necesidad por desobjetivizar las cosas y buscar las texturas que están ocultas; que solo si realmente deseas mirarlas puedes entender.

    ResponderEliminar
  3. Por Brayan Patiño,
    L a esencia es lo que nos hace únicos, a mi parecer hemos tratado de disfrazar esas esencias para encajar en una sociedad que día a día se fija en lo superficial. No damos el valor a la persona en si, sino que tratamos de amoldarnos a lo que nos gusta.
    Pero, la esencia es invisible a los ojos del hombre, es por eso que en esta sociedad capitalista le hemos quitado relevancia. Es aquí donde radica el problema de la sociedad actual, porque cuando algo o alguien deja de gustarnos es porque no nos hemos fijado en su esencia sino en lo que ven nuestros ojos, por ello nunca encontraremos un lugar perfecto o una persona ideal.

    ResponderEliminar
  4. Las texturas dan forma a la vez que deforman lo que percibimos, pues algo puede ser diferente en esencia que en forma, pero estas formas necesariamente son irradiadas por sus esencia, un maleante es mas que eso cuando miramos en su esencia pero, es su esencia lo que de alguna manera guía su actuar, el problema es cuando la misma materialidad degrada a la materialidad, las formas degradan a la forma, relegando a un segundo plano la esencia, restringiendo las posibilidades de ser lo que realmente se es, por esto hacer caso a las texturas es hacer caso a la esencia en si misma para evitar ser opacados por las formas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario