LAS MUNULAS Y SU INVITACIÓN A UNA NUEVA CONCIENCIA ESTÉTICA





La belleza de repente ya no es algo que nos espera en algún lugar. Las Monulas son el reconocimiento directo y sincero de la belleza cercana que nos mira y nos interpreta.

En la simple apertura activa de mi mirada ya está el germen de lo nuevo bello. Quieres mirarme nuevamente? La pregunta estética que nos instaura en una nueva percepción, en una nueva relación con la belleza. Las Monulas han hecho cercana, viva y sencilla la belleza, instaurando para todos nosotros Chen del Llerel. La tierra de los Colores. Habitar de lo bello-mio, lo bello- tuyo, lo bello nuestro.

 

Comentarios

  1. En la actualidad se habla bastante de la belleza pero casi siempre desde lo estético, lo exterior y aquello que solo vemos por medio de los ojos; quizás si realmente le diéramos el valor que se merece decir que algo o alguien es bello tendríamos conciencia de que más que una imagen es un sentimiento de admiración, respeto, agrado lo que nos dice aquel/ aquello tiene una belleza particular que quizás ni siquiera lo que es igual la posee. Tener una conciencia estética desde la mirada va a ser que podamos tener más humanidad, valoremos tanto lo que nosotros podemos ofrecerle al mundo y este devolvernos; bien se dice que en los pequeños detalles o momentos se ve realmente lo bello, en una comida con nuestra familia, en un libro, en una canción, en cuadro que perfectamente sin tener que ser artista quién lo haya realizado pude inspirar temor, alegría, amor, incertidumbre, angustia, ternura, etc... y todos estos sentimientos son bellos por el simple hecho de recordarnos que estamos vivos y como tal sentimos y experimentamos.

    Todo lo que nos rodea desde que nacemos es bello por que nos va enseñando a transitar un camino que va mostrándonos distintos matices de lo que es la vida misma, tal vez juzgamos lo bello como algo perfecto, pero realmente considero que es al revés que es lo más imperfecto donde esto se logra evidenciar porque así somos nosotros y esto hace que nos acerquemos mas a nuestra realidad y conciencia de humanidad. Además debe tenerse en cuenta que como siempre se ha dicho la belleza es subjetivo, no podemos pretender que a todos nos parezca bello aquello que está frente a nosotros, habrán muchos puntos de discrepancia entre lo que yo considero como espectacular y deslumbrante y quizás que es lo mas probable otra persona no lo hace pero hasta diferencia es belleza porque a pesar de tener física y racionalmente las mismas características las cuales hacen que nos podamos llamar personas también nos hace ser individuales y poder interpretar pero sobre todo observar de una manera distinta a todas las de mis semejantes.

    ResponderEliminar
  2. Una nueva conciencia estética nos exige un nuevo mirar con todo lo que nos rodea. Así, la mirada estética no se encuentra solamente en los grandes museos o en los altos edificios diseñados por famosos arquitectos. La verdadera mirada estética reside en la sencillez y en la belleza de lo cotidiano.

    ResponderEliminar
  3. Considero que cada ser humano ha de crear un entorno bello, con y en el que se sienta a gusto, partiendo de las cosas más rutinarias y sencillas como la habitación, la vestimenta, la casa, etc., las cuales deberían ser un reflejo externo de lo que somos internamente, por ello, un entorno bello debe ser creado con paciencia y esmero, pues, en parte eso es lo que somos.

    ResponderEliminar
  4. Sería recomendable, con el fin de que cada hombre pueda vivir de un modo ameno, que las personas se detuvieran a reflexionar si el lugar en el que habitan les parece bello. Si aceptan estar rodeados de elementos que les incomodan o no les representan, no están habitando en lo bello. Tal vez eso le ocurre a quienes no están complacidos con su vida.

    ResponderEliminar
  5. La belleza no es un concepto estandarizado, es una percepción íntima, personal, sensible individual. Depende de cómo mi ser ve el mudo y lo interpreta, lo siente, lo vive. Qué me gusta, cómo me gusta, cómo me hace sentir. La belleza está en mí y desde mí, interpreto el mundo sensible.

    ResponderEliminar
  6. La belleza sobre pasa las concepciones idealizantes o meramente materiales. La belleza es una unión, una percepción del incidido, del ser con las cosas y consigo mismo. La mirada, los ojos ser son esa unión con lo bello.el percibir nos muestras las distintas texturas de las cosas, de la realidad. Dichas texturas mueven el ser, enseñan, guían por un camino boscoso y maravilloso. Dicho camino es el camino poético, es fundirse en la naturaleza.

    ResponderEliminar

  7. santiago santacruz: la belleza de las cosas, diarias de las cosas que nos hacen actuar e impulsar a vivir, reconocer estas de manera vertical, osea en el momento nos puede llamar la atención como la flor en el Haiku pero otras veces no nos llama puede ser otro dia que nos llame es el pasto con rocío a unos metros de dicha flor. Reconocer la estética y la belleza hace parte de nuestro dia a dia de cómo nos impulsamos desde nosotros mismos desde el ahra a vivir en el momento.

    ResponderEliminar
  8. Es un hecho que, Comprender la belleza no es fácil. la sola palabra nos hace pensar en esas revistas de modelos, en los actores /actrices que aparecen espectaculares por la televisión y demás. nos hemos vuelto tan sencillos con conceptos lógicos con ideas cerradas que es difícil ver la belleza interna; la fugaz y la eterna.

    A diario, empezamos el día y decimos "ya amaneció " pero jamás corremos las cortinas y decimos "mira qué lindo cielo , las nubes , los colores que se forman con las luces. No vamos a ver lo hermoso incluso en cosas pequeñas como: el nacimiento de una flor pequeña que luchó para salir de la semilla... hasta cosas como lo que siempre tenemos a nuestro alrededor. Por ejemplo, nuestro hogar, nuestro interior.
    Mirar la belleza no es sólo para el cuerpo aunque, no deja de ser importante. pero, quitar los estereotipos de "si no eres rubia no eres linda" , "debes ser delgada con cabello hermoso"...es ahí cuando nos damos cuenta que no estamos mirando correctamente , que no nos damos cuenta de nuestras texturas y que no miramos nuestros entorno , no aceptamos la mirada monular tan bella e importante que se nos presenta

    ResponderEliminar
  9. Tenemos ojos pero somos ciegos.
    Aquella sería la mejor manera de describir el olvido de la belleza que nos encarcela. A veces queremos llegar a ella, es cierto; pero ese es el problema, aquel que las monulas nos recuerda. No hay un lugar al cual llegar para tenerla. Hay un aquí, una belleza que me habita, que se siente, que me llena, que nos llena. Hay un ver, un reconocerme, un reconocernos. Que miro, que me mira, que nos mira. Y esa es la respuesta, abrir los ojos y saber ver.

    ResponderEliminar
  10. Por Brayan Patiño,
    Lo bello ha sido muy discutido a lo largo de la historia, pero, siempre se ha tenido una amarga visión de lo bello, para muchos hoy día lo bello es tener un cuerpo -según estándares-, una vivienda según los estándares, vestirse de forma acorde si es de marca mucho mejor, para muchas personas eso es lo bello. Pero, lo bello en sí mismo es la persona, como esta a través de su amplitud emocional tiene sentido de la estética con sigo misma y con los demás, para esto, debe hacer una introspección y luego si ver su entorno.

    ResponderEliminar
  11. ¿Qué es lo bello? Es una pregunta que tal vez todos deberíamos intentar responder porque su respuesta puede ser una interpretación del mundo, de lo que vemos, de nosotros mismos. A veces tratando de encontrar la respuesta podemos generar en nosotros esa capacidad de ir más allá de lo que se nos presenta como poder generar la ruptura de las formas.
    ¿Qué es lo bello? Un nudibranquio es lo bello. Es jodidamente incomprensible ver la belleza de este animal con una mirada superficial justamente porque en sí mismo están las rupturas de las metafísicas; su movimiento, su estructura, sus colores, todo lo que es, brinda automáticamente un surgimiento porque es imposible ver lo mismo cada que lo ves. En algunos lugares lo llaman dragón y cuando lo ven, ven la muerte. Otros lo identifican como un espíritu y su color lo convierte en guardián un protector de la ciudad. Y a veces representa los elementos de la naturaleza y con ello las esencias. En todo esto que es y a la vez no es, ahí radica su belleza porque su significado cambiara según quién lo vea, según cuando lo veas. El ser mismo de este animal es una interpretación y su belleza ahonda en el fondo de cada ser. Verlo es el verdadero ver.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario